Estamos inmersos de pleno en una fuerte borrasca… ¿Debes coger el coche?

Estamos inmersos de pleno en una fuerte borrasca… nieve generalizada por todo el país, gruesos importantes y frío, mucho frío. ¿Debes coger el coche?

Aquí tres puntos clave para evitar sorpresas durante el viaje:

Preparación previa

Si vas a hacer un desplazamiento interurbano es imprescindible realizar una preparación previa, informándose de las últimas previsiones y de la situación de las carreteras. También conviene tener previsto un itinerario alternativo, y asegurar que el coche está en perfectas condiciones, especialmente los neumáticos. Un kit de supervivencia con ropa de abrigo, calzado extra, guantes, linterna, baterías externas para el móvil y algo de comida y bebida puede ser extremadamente útil.

Buena visibilidad

Para desempañar los cristales hay que hacer uso del aire acondicionado, en su posición de circuito, para que reseque el ambiente y disipe la humedad. Se puede accionar mediante el botón A/C de la climatización. Para descongelar la luna hay que usar la propia climatización del vehículo (el agua caliente puede romper el cristal). Utilizar las luces de cruce durante el día es esencial, pero también lo es no abusar del antiniebla, sobre todo en ciudad, y accionarlo solo si nosotros mismos no podemos ver al coche que nos precede. De lo contrario solo sirve para deslumbrar a terceros.

Movimientos suaves

Ya ante el volante, hay que evitar aceleraciones y deceleraciones bruscas, así como adelantamientos. Se tiene que mover el volante con la máxima suavidad posible y pisar el freno ligeramente hasta que se rebase la placa y el coche vuelva a ganar adherencia.

En general, en condiciones adversas, la mejor decisión es no coger el volante. Si lo haces por causa mayor, extrema precauciones: previsión y prudencia, ante todo.

Autoescola Sant Feliu - Conducir en plena borrasca

Autoescola Sant Feliu